Blog

Jamón de pavo cocido

Si te preguntas cuál es la alternativa más sana entre jamón cocido o pechuga de pavo, sigue leyendo para saber lo que estos alimentos aportan a tus platos preferidos.

Tu mejor elección entre jamón cocido o pechuga de pavo

Para cualquiera de tus comidas, el pavo es una alternativa deliciosa y sana ya sea en forma de jamón cocido o pechuga de pavo, pero hay algunas diferencias entre una porción de 40 gramos de jamón de pavo comparada con 40 gramos de pechuga de pavo.

  • Mientras la porción de pechuga de pavo tiene 30 calorías, una porción de jamón cocido puede tener unas 70 calorías; aunque si buscas un jamón 100% de pavo, el cual esté preparado al vapor, las calorías serán la mitad de esto: 35 calorías.
  • La cantidad de grasa es una de las principales diferencias, ya que la porción del jamón de pavo tiene 0.5 gramos de grasa, mientras que la pechuga de pavo no tiene grasa; es un corte magro.
  • En cuanto a las proteínas, la porción de pechuga de pavo tiene 8 gramos, mientras que la porción de jamón cocido de pavo tiene 6 gramos.

Cuando la elección es jamón cocido o pechuga de pavo, puedes darte cuenta que la pechuga de pavo es una alternativa más sana, pero el jamón de pavo también es una gran opción, sobre todo comparada con otros jamones hechos de cerdo, res o los que combinan varias carnes y harina, los cuales tienen más grasa y calorías.

Ver también: A comer pavo: tu alternativa sana

Jamón cocido o pechuga de pavo en tus comidas sanas

Claro que de nada sirve elegir carnes saludables si las acompañas con alimentos muy grasos o procesados, por eso es importante que combines el jamón cocido o pechuga de pavo con alimentos sanos en preparaciones como ensaladas dulces o saladas, también en dips saludables o en ricos bowls, los cuales son deliciosos, saludables y están de moda.

Lograr comidas sanas también tiene que ver con la manera de preparar los ingredientes; evita cocinar el pavo u otros alimentos en aceite común, en cambio prefiere las preparaciones más sanas, las cuales incluyen:

  • Cocinar los ingredientes al vapor.
  • Hacer preparaciones al horno.
  • Si tienes una parrilla, puedes aprovecharla también.
  • En caso de que te gusten los alimentos fritos y tengas una freidora de aire, la puedes utilizar para lograr la textura que te encanta sin usar aceite.
  • En el caso de que tu preparación requiera que uses aceite, prefiere el aceite de oliva extra virgen o aceite de coco por encima de los otros.

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para elegir entre jamón cocido o pechuga de pavo, puedes aprovechar ambos ingredientes al incluirlos en tus momentos preferidos, ya sea al hacer deporte o compartir un rico brunch, eligiendo acompañantes sanos para aprovechar al máximo sus propiedades.

Fuentes

Jamón cocido: propiedades, beneficios y valor nutricional

Jamón: propiedades, beneficios y valor nutricional

0
Your Cart is empty!

Parece que aún no has agregado items a tu carrito.

Browse Products
Powered Voltage Emoji by Caddy